10 cosas que debes hacer en París


Publicado el Sep 5th, 2017 por

¡Suscríbete!

Introduce tu email para suscribirte a mi blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

 

¡Hola, hola!

El post de hoy es bastante especial. Ya sabrás, si me sigues por redes sociales, que este año me he vuelto a escapar a mi lugar favoritísimo del mundo mundial: la Ciudad de las Luces. Mi querido París. Realmente esta vez fue todo por sorpresa, ya que no sabía que iría casi hasta el último momento. Aunque ya he ido 4 veces, no me canso de la capital francesa y de recorrer sus calles, y sé que muchos de los que me leéis estáis planificando un viaje o queréis volver en un futuro. Este post va por vosotros.

Algo que siempre digo es que París no deja indiferente a nadie. Por algo decía Audrey Hepburn que “París es siempre una buena idea”. Es cierto que es una de las capitales europeas más caras, pero organizando y reservando con tiempo, te aseguro que es mucho más asequible de lo que piensas. Hoy te traigo una lista con 10 cosas que no te debes perder si vas a esta preciosa ciudad. Me dejo muchas más en el tintero, porque con el amor que le tengo a París, no terminaría nunca de escribir 🙂

1.Pasear por el Sena

Ya sea a pie o en un Bateau Mouche, una de las cosas que debes hacer si visitas la Ciudad de las Luces es pasear por el Sena. Si decides hacerlo a pie, te recomiendo que eches un vistazo en los puestecitos de libros y pinturas, ya que hay verdaderos tesoros. Desde libros antiguos, pasando por revistas de moda de hace 60 años, hasta cuadros muy originales que los artistas hacen para mostrar París desde sus ojos al resto del mundo.

Sin duda es uno de los paseos más pintorescos de París. La ruta en barco vale la pena, aunque sea un poco cara, ya que te lleva a ver París desde una perspectiva diferente. Si es posible, haz esta ruta al atardecer: disfrutarás de unas vistas inigualables.

 

2. Visitar Shakespeare and Company

 

Esta es una de las visitas que SIEMPRE hago. Para mí es todo un ritual: desayuno fuerte, con uno de los cafés XXL que ponen en los restaurantes parisinos, y posterior visita a uno de mis rincones favoritos del mundo, la librería Shakespeare and Company (ubicada en el número 37 de la Rue de la Boucherie, justo al lado de Notre Dame).

Para mí es un sitio mágico. Quizás porque crecí entre libros, quizás porque mi deformación profesional ( estudié Filología Inglesa), y la atmósfera tan acogedora y auténtica de este local, hacen de Shakespeare and Co un lugar en el que siento verdadera paz interior. Sus libros son todos en inglés, y créeme que allí encuentras verdaderos tesoros de la literatura.

 

3. Ir al Louvre

 

Aunque suene a lo típico, créeme que es una visita de la que no te vas a arrepentir. Siglos y siglos de historia del arte ubicados en un antiguo palacio. Ya sabrás de sobra que el Louvre es una de las pinacotecas más importantes del mundo, pues alberga obras tan conocidas como La Gioconda, o la Victoria de Samotracia.

Pero el Louvre es mucho más que eso. Te recomiendo ver la parte dedicada al arte egipcio, y si dispones de algo más de tiempo, no te pierdas las obras dispuestas en la zona de arte griego y el resto de obras ubicadas en la Gran Galería, en cuyas salas encontrarás el famoso cuadro de Da Vinci que tantas visitas atrae día tras día.

 

4. Visita el Musée d’Orsay

 

Otro de los museos que debes visitar en París es el Musée d’Orsay, conocido por albergar las obras de arte del Impresionismo. Personalmente, siempre disfruto más la visita a este museo que al Louvre, y es que aquí se encuentra mi cuadro favorito: las Bailarinas Azules de Edgar Degas.

El museo está en lo que era una antigua estación de tren, que prácticamente se conserva como tal. Es famoso por los enormes relojes con vistas al Sena, y por tener obras de artistas como Van Gogh o Gauguin. Puedes verlo en medio día, al contrario que el Louvre, para el que necesitarías prácticamente un día entero si quieres verlo bien.

 

5. Disfruta de las vistas en Trocadero

 

Desde que fui la primera vez a París, Trocadero se llevó el premio a “mi lugar favorito del mundo”. Quizás no te suene el nombre, pero es ese famoso mirador desde el que puedes disfrutar de la Torre Eiffel en todo su esplendor. A sus pies encontrarás el famoso carrousel, así como varios puestos de helados e incluso souvenirs.

En esta última visita mi chico me tenía preparado algo muy especial. Siempre le había dicho de broma que sólo me casaría con él si me lo pedía en Trocadero y con anillo de Tiffany&Co –¡como mínimo!–. Y así fue. Te podrás imaginar la cantidad de emociones que sentí en ese momento. ¡No me lo podía creer! El sitio perfecto, el momento perfecto, el anillo perfecto y lo que es más importante: la persona perfecta. Ahora ese sitio es aún más especial si cabe.

 

6. Sube a la Torre Eiffel

 

Si vas con tiempo, no dejes de subir a la Torre Eiffel. Te recomiendo que compres las entradas con tiempo, ya que cada vez las colas son más y más largas. Esto se debe a varias razones: los controles de seguridad –que se intensifican con el paso del tiempo y los acontecimientos mundiales– y la gran cantidad de turistas que acude a este sitio.

En este viaje no subí, porque ya he subido varias veces y no habíamos sacado entradas con antelación. Créeme: la cola puede llegar a ser de más de una hora. Pero es algo que tienes que hacer si es la primera vez que vas a París, las vistas son ESPECTACULARES. Otro consejo: ponte calzado cómodo, ya que hay más de 1500 escalones (puedes tomar el ascensor, pero la cola también es mortal…).

 

7. Pasear por Champs Elysées

 

 

Esta avenida que va desde la Place de la Concorde hasta el Arco del Triunfo no necesita mayor presentación, ya que estoy segura de que la has visto en la tele más de una vez. Sin embargo, sí que te recomiendo pasear por allí con tiempo, ya que hay miles y miles de tiendas que vale la pena ver. Desde la conocidísima tienda de MAC –con productos exclusivos–, hasta concesionarios de distintas marcas de coches. En esta avenida la moda y el motor se combinan para dar lugar a espacios realmente espectaculares.

Es una calle bastante concurrida, por lo que hacer fotos sin gente es prácticamente imposible. Aún así, es una avenida preciosa y llena de vida que vale la pena ver y disfrutar. Si tienes oportunidad, una de las visitas que más te recomiendo en Champs Elysées es la de la pastelería LaDurée, famosa por sus ricos macarons (para mí, parada obligatoria cada vez que voy a París. Eso sí: hay más de una pastelería de estas alrededor de la ciudad, y con mucha menos cola 🙂 ).

 

8. No te pierdas Notre Dame y la Sainte Chapelle

 

Notre Dame es otra de esas cosas de la Ciudad de las Luces que prácticamente no necesita presentación. Aún recuerdo la primera vez que fui, y es que ¡me impactó tanto! –después de haber visto la película de Disney unas 100000 veces–. Es sencillamente espectacular.

Es uno de los monumentos que más me gustan de París. Se trata de una capilla gótica situada en la Île de la Cité, muy cerca de la catedral de Notre Dame. Te preguntarás qué tiene de especial. Pues bien, creo que una imagen habla por sí sola: sus paredes no son de piedra, como los demás edificios, sino que son cristaleras enormes con un colorido bastante característico.

9. Visita Montmartre y disfruta de las vistas.

 

En su época, Montmartre fue un pueblito con muy mala fama y hogar de la vida bohemia (el famoso Moulin Rouge se encuentra allí). A finales del siglo XIX y comienzos del XX, miles de artistas de todos los ámbitos –pintores como Van Gogh o Lautrec, cantantes como la mismísima Edith Piaf y escritores como Hemingway– pasaron allí una temporada, y quizás es por eso que hoy en día el barrio tiene tanta fama. Aunque creo que el encanto de sus edificios y sus calles empinadas también hacen mucho.

En Montmartre encontramos la basílica del Sagrado Corazón (Sacre Coeur),  y lo que es mejor aún, las vistas desde allí. Tanto una cosa como la otra te dejarán sin palabras. Desde la escalinata puedes apreciar una vista panorámica espectacular de París. Créeme que vale la pena subir. Y si eres de los que odia subir escalones, no te preocupes, también hay un funicular que te lleva hasta arriba.

 

10. Versalles y sus jardines

 

Como punto final de esta lista, te recomiendo que vayas al Palacio de Versalles. Eso sí, te doy dos consejos: el primero de ellos es que saques la entrada antes de ir, y el segundo es que vayas con muuuuucho tiempo y armado de paciencia. El motivo es simple: atrae a miles de turistas a diario, y aunque tengas la entrada, la cola para acceder al palacio puede llegar a ser de más de dos horas.

Por dentro es un lugar precioso, no es difícil imaginarse el esplendor que tuvo en el siglo XVII con el Rey Luis XIV. Pero más que el palacio en sí, a mí me impresionan los jardines. Podría pasarme horas viendo las hermosas fuentes y disfrutando de la naturaleza.

Aunque hay miles de sitios más que amo en París, como por ejemplo Galeries Lafayette en el Bulevar Haussmann, o la Opera…–créeme, nunca terminaría la lista– es por eso que te dejo con los 10 más destacables. Espero que, si vas a esta hermosa ciudad después de leer mi post, me escribas luego para contarme qué tal te ha ido y cuántas de mis recomendaciones te han sido útiles.

 

¡Miles de besos!

 

L.

Hi there! Today’s post is one of the most special ones I’ve ever written. This year I visited my beautiful and dear Paris. Actually it was mostly a surprise trip, as I didn’t know that I was going almost until the day we left! And even though this was my 4th time there, I have to say that it is never enough for me. There’s always something new, something amazing, something that takes my breath away.

I think that Audrey Hepburn was right when she said that ‘Paris is always a good idea’. I’ve never met anyone who’s been to Paris and is indifferent after the visit. It’s true that this is one of the most expensive cities in Europe, but I think it all depends on how you organize your trip: if you do it with time, there are cool offers and you can save some money 🙂 I know that some of you, my dear readers, have been there already, but I know that some others are planning to go. This post is for you. I want to recommend 10 things you HAVE TO DO in Paris.

 

1.Stroll along the Seine

 

 

Whether you do it on foot, or you take a Bateau Mouche –one of those famous boats–, this is something you need to do. If you decide to walk along, I strongly recommend you to have a look at the books, paintings and old magazines in the stalls. You could find actual treasures in there!

If you take the boat, I think that dawn is one of the best times to do it. Not too hot, not too cold, and the most amazing light to take wonderful pictures. You will see Paris from a completely different point of view and you’ll love it even more!

 

2. Stop at Shakespeare and Company 

 

 

This is in my TOP 3 list of things to do in Paris. I may not have time to go shopping when I go to France, but I ALWAYS stop at Shakespeare and Company and spend a couple of hours there. It’s a place that gives me inner peace. I love books, I love bookstores and I definitely love the smell of old books. Close to Notre Dame cathedral,  Shakespeare and Co combines all of these. 

All the books in Shakespeare and Company are in English, and they have books about every single topic you can imagine. Plus, they have a room upstairs with a piano and a collection of old books you can read –but not buy– and there’s always a spontaneous pianist playing. I would definitely live there if I could!

 

3. Don’t miss the Louvre

 

 

Typical visit, isn’t it? Yeah, I would say so. But I also think that going to the Louvre is one of the best things to do in Paris. It is one of the most famous galleries in the world, and it has many famous works of art that are worth seeing.

But let me tell you something: the Louvre Museum is waaaay more than the Gioconda. Check out the Egyptian gallery, as well as the one devoted to Greek and Roman sculpture, as well as the pieces located at the Great Gallery. DaVinci’s works are a tiny part of the museum, and there are many other beautiful –and famous– paintings and sculptures.

 

4. Visit the Musée d’Orsay

 

 

I have to admit it: I love this museum, and I like it better than the Louvre. Maybe it is because my favorite painting is here (Degas’ Blue Dancers), or maybe because I really like Impressionism. You need at least 3 or 4 hours to see this museum properly, and to stop and enjoy the views from its clocks.

It is located in an old train station, and the building is kept that way. That’s why there are two enormous clocks upstairs, from which you can see the river and beautiful views. In this museum you can always find paintings by Van Gogh, Gauguin and other artists from this movement. Amazing. Definitely worth the visit.

 

5. Enjoy the views from Trocadero

 

 

Maybe you don’t know this place when you read the name, but you know the views for sure. Trocadero is the big viewpoint where you can stare at the Eiffel Tower without any building blocking the views. This used to be my second favorite point in Paris, right after Shakespeare and Co, but now Trocadero is even more special to me.

I always told my bf –as a joke– that I would only marry him if he proposed at Trocadero, kneel down and with a ring from Tiffany&Co. And so he did. I cried like a baby, and now this place means more to me than it meant before. My dream came true 🙂  

 

6. Visit the Eiffel Tower

 

 

One thing you should do at least once in life, is to go up the Eiffel Tower. But if you want to do this, it’s better if you buy the tickets beforehand. The lines are soooo long that you even have to wait with the tickets already bought.

But the views are worth it. You can even have dinner up there if you want, but the restaurant is quite expensive. Try to go up on a sunny day, if it’s cloudy you may not be able to enjoy the views! And wear comfy shoes, there are more than one thousand steps! (you can also wait for the lift, but it’s a waste of time).

 

7. Don’t miss the Champs Elysées

 

 

Let’s face it: this avenue needs no introductions, you already know it. It’s one of the most famous avenues in the whole world. This long street goes from Place de la Concorde to Arc du Triomphe (Étoile). IT has many luxury shops that are very cool to visit, but If you asked me, I would recommend you to go to Mac (there are some special products and offers in this particular shop!) and to the different authorized dealers. 

It is almost impossible to enjoy this avenue without thousands of people, but if you go early in the morning you will be able to take the pictures without –almost– any strangers appearing in them 🙂 And if you have time, don’t miss LaDurée, the famous patisserie, and its delicious macarons!

 

8. Notre Dame and the Sainte Chapelle

 

Notre Dame Cathedral is another place that doesn’t need an introduction. And if you think that it’s amazing in pictures, wait until you see it live. My jaws drop every single time. (I loved The Hunchback of Notre Dame and the Aristocats when I was a kid, and I always remember the scenes when I’m here). You have to go in the Cathedral to enjoy its breathtaking atmosphere. 

Also, if you have time, don’t miss the Sainte Chapelle. It’s close to Notre Dame and it’s as beautiful. The special thing about this church is its amazing walls, which aren’t made of rock, but of colored crystal. It’s a gorgeous place and very special. 

 

9. You need to go to Montmartre!

 

 

Montmartre used to be a place that not everybody liked back in the 18th and 19th century –Moulin Rouge is located there, you can wonder why it was not a cool place to go–. However, it was the bohemian quarter of the city at the beginning of the 20th century, and many famous artists lived there: from Hemingway and Van Gogh, to the famous singer Edith Piaf.

I couldn’t tell you what I like the most about this quarter: Sacre Coeur basilica is up there, which is a gorgeous church, but I think that what I really enjoy there is the panoramic views of the city. And of course the streets and architecture. And don’t worry, if you’re lazy and don’t want to climb up the stairs, there’s also a cable car to take you up 🙂

 

10. Visit Versailles and its beautiful gardens

 

 

There are two things you need to know before going to Versailles. The first one, is that you MUST buy the tickets beforehand. The second one, is that you need to be patient because it doesn’t matter if you have the tickets, you will spend two or more hours waiting in line to get in.

The palace itself is amazing. It’s not difficult to imagine the glory days back in the 17th and 18th century. But, to me, the most appealing part of the visit is the gardens. Take your time to walk around and enjoy the fountains and flowers, you’ll love them!

 

There are thousands of things to do in Paris such as going to Galeries Lafayette at Haussmann Bvd., visiting the Opera or some other museums… but believe me, I wouldn’t end the list. If you ever go to Paris and follow my advice, please let me know if you liked it!! 🙂

Kisses,

L.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

    

Deja un comentario

Su Nombre *

Su Email *

Su Website

Comentario